Como cuidar tus pies

1.- Lávalos con agua tibia.
2.- Sécalos bien sin olvidar los espacios entre los deditos.
3.- Hidratalos a diario con crema hidratante.
4.- Utiliza un calzado apropiado para cada actividad de la vida diaria.
5.- Ante cualquier dolor o sensación fuera de lo habitual consulta a un podólgo colegiado.
6.- No se corte los callos usted mismo ni utilice callicidas ni fármacos sin preescripción, deje que lo haga el podólogo.
7.- Si es usted diabético, inspeccione sus pies a diario o pida ayuda para ello si usted no puede.
9.- Si tiene usted hijos, observe sus posiciones y marcha y si percibe alguna anomalía acuda al podólogo.
10.-Si es usted deportista o tiene un trabajo que le obligue a estar de pie visite al podólogo a fin de orientarle hacia la prevención de lesiones.

Esta entrada fue publicada en Blog y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.